propiedades-tomate
La Tomata de Penjar d’Alcalà de Xivert debe principalmente sus cualidades organolépticas al clima y al agua utilizada para su cultivo. Por ello las auténticas variedades que conforman esta marca de calidad de tomate deben provenir del término municipal de Alcalá de Xivert, al norte de la Comunidad Valenciana, un paraje de huertas que se extienden entre el mar y la montaña, rico en aguas cuyo nivel de sal es el preciso para otorgarle a estos tomates su particular sabor y en el que los frutos de la tierra maduran al sol intenso y a la brisa fresca de un clima mediterráneo templado.

Marca de calidad

Producto fresco todo el año
La Tomata de Penjar d’Alcalà de Xivert se comercializa y se consume actualmente como producto fresco a lo largo de todo el año. Tiene un color rojo intenso que adquiere una vez cosechada, al poco de permanecer colgada. Su piel es muy fina y la pulpa muy abundante, así como su caldo, compuesto básicamente de agua. El sabor es intenso y dulce y su acidez escasa.

La Tomata de Penjar d’Alcalà de Xivert es ideal para consumir cruda y también cocinada. Su uso más conocido y tradicional consiste en untarla cruda sobre el pan, acompañada de un poco de aceite de oliva i sal, es el famoso pa amb tomata. También suele comerse en ensalada y resulta muy apropiada para hacer salsas, por su abundancia de pulpa y de agua. Asada es un exquisito acompañamiento de carnes, pescados o verduras que aporta valor añadido a los platos y sofrita es un condimento excelente para los guisos, de entre los cuales la paella es quizá el más habitual cuanto al uso de este tomate.